masterclass_joe_dante2

Programa completo: Joe Dante en Mar del Plata

masterclass_joe_dante2

Matinee (1993)

Si el mundo estuviera por terminarse ¿que es lo último que harías? Joe Dante nos responde esa pregunta en Matinee una película desbordada por el amor cinematográfico donde Lawrence Woosley, poniéndose el traje de William Castle, lleva la película “Mant!” un supuesto film clase B de la década del 50 de una hormiga gigante a estrenarse en Key West, el punto mas cercano entre Florida y Cuba donde la proyectará justamente en el medio de la llamada crisis de los misiles del año 1962.

Mant! (donde vemos a una joven Naomi Watts) es la falsa película que utiliza Dante para formular la explicación perfecta de lo que es el cine dentro del cine donde niños y adolescentes llenan una sala para experimentar el terror y hasta para desarrollar sus primeras pulsiones sexuales mientras afuera se vive el horror de la crisis nuclear. Matinee es parte de una trilogía que se complementa con The Second Civil War (1997) y con Small Soldiers (1998) donde Dante demuele al ejército americano y a su manejo político (destrucción que tendría su golpe final con Homecoming (2005) película para la TV que se estrenó en el marco de la  serie Masters of Horror). La pregunta queda resuelta al final, donde el cine se viene abajo y el mundo sigue en pie, si tenemos que morir nos haremos escuchar bien fuerte desde donde somos más felices: una sala de cine.

The Movie Orgy (1968)

Dante aún siendo estudiante de cine y antes de comenzar a trabajar con Roger Corman ensambló esta maratónica película con partes de films clase B de la década del cincuenta, publicidades, programas de la TV americana y propagandas institucionales varias. Con tan solo 24 años de edad, Dante utiliza esa arma pudovkiana llamada montaje para darnos una visión de la Norteamérica de finales de los 60’, usando estos fragmentos cortados de forma bruta, desaforada para contarnos a los gritos cual era la realidad de una Norteamérica en guerra.

Este tour du force que inicialmente tenia la duración de siete horas y fue reducido a cuatro horas y media, según el mismo Dante está inspirado en Notas sobre lo camp de Susan Sontag. En la película conviven The Attack of the 50-Foot Woman con  un programa de TV conducido por Groucho Marx hasta un comercial de aspirinas de época o un institucional para comprar bonos del ejercito. Se aprecia el sarcasmo y la destrucción de Dante sobre todo el aparato militar y toda su publicidad para dominar a los jóvenes, tema que el director desarrollaría a lo largo de su carrera con un antibelicismo acérrimo. La comicidad, el oportunismo para montar escena tras escena y un final donde conviven todas las bestias del sueño cinéfilo hacen de The Movie Orgy una experiencia alucinante, un gran relato de época y una obra maestra de un joven que nos modificaría para siempre nuestra visión sobre el cine.

Gremlins (1984)

El cine clase B de los cincuenta fue el formador de Dante como cinéfilo. En The Movie Orgy vemos fragmentos de películas como Speed Crazy, Earth vs. The Flying Saucers, Attack of the 50 Foot Woman que, entre otras, formaron su educación sentimental. El resumen de esa formación de cine fantástico llevaron a Dante a construir el imaginario de un mundo con una simpática criatura llamada Gizmo, una suerte de animal denominado Mogwai que Rand Peltzer, el padre, le regala a su hijo Billy para navidad. Rand recibe en la tienda tres claras instrucciones; Nunca los expongas a la luz brillante, no los mojes con agua y nunca los alimentes después de la medianoche. El incumplimiento de esas reglas desencadenaría el caos, y ese es el territorio que mejor le queda a Dante con su hambre de destrucción, la reproducción de malvados Gremlins que nacen a partir de quebrar las reglas hacen añicos Kingston Falls, el pueblo donde habita la familia Peltzer y recuerdan lo mejor de esas películas de los cincuenta donde langostas, arañas u hormigas gigantes desataban el horror. Joe Dante junto a Chris Columbus (autor del guión) pensaron estos muñecos punk pop que cambiarían la pasión cinéfila de toda una generación y destruirían por completo la navidad (el sueño) de un pueblo del interior americano.

Gremlins 2 (1990)

Luego de varios intentos fallidos de la Warner para hacer una secuela de Gremlins decidieron darle la oportunidad a Joe Dante de realizar lo que se le de la gana con la franquicia. Y Dante otra vez demolió hoteles. Más precisamente llevó a los Gremlins hasta Manhattan, el corazón capital de New York y de EEUU y los puso dentro de una torre súper inteligente, con cientos de gadgets automáticos y en manos del empresario más poderoso de la ciudad. Billy Peltzer trabaja en la misma y vive en la ciudad con su vieja novia de Kingston Falls y es empleado dentro de un ambiente opresivo de híper competitividad para “crecer” dentro de la corporación. Por una casualidad Gizmo aparece en el edificio y se encuentra con Billy después de cinco años. Las “reglas” de la primera película siguen vigentes y por supuesto no hay quien ponga a Dante en regla, así que el caos se desata dentro de la torre. Dante reelabora la producción de secuelas en una película con decenas de citas cinematográficas, Gremlins intelectuales haciendo chistes con Susan Sontag, un falso celuloide quemado en un gag genial y una critica feroz al capitalismo post Reganeano (*No a la corrección política; Dante bajo una torre dos décadas antes que Bin Laden * Cierre a la no corrección política) para terminar (¿habrá Gremlins 3?) este díptico genial que resume de la mejor manera la historia del cine fantástico.

The Hole (2009)

Tras seis años de ausencia (pero con una magnifica participación en la serie Masters of Horror en el medio) Joe Dante regresa al cine con The Hole su primera película en 3D digital, un film pequeño donde una madre con sus dos hijos abandonan New York y se van a vivir a un pueblo del interior profundo de Estados Unidos. En el sótano de la casa encuentran un hoyo que de manera inexplicable no tiene fondo. Remitiendo a Los Exploradores (1985) el adolescente y el niño, mas la atractiva vecina exploraran ese misterioso agujero que es dotado por Dante por la mejor batería del artificio fantástico del cine clásico utilizando hasta el extremo el efectismo del 3D y de todos los artilugios posibles del sonido y movimientos de cámara para generar tensión en la lucha de estos niños para vencer sus propios miedos. Hay una pulsión sexual entre los adolescentes que no se puede completar con el agujero abierto (todo arranca con el genial sarcasmo de la chica “¿En Brooklyn se divertían jugando con sus agujeros?) Donde él debe convivir con el miedo de un padre ausente golpeador y ella con la muerte de una amiga de la infancia y junto al chico, fóbico de los payasos, tienen que enfrentar a sus temores para continuar con su vida normal. Dante recurre para su vuelta al cine a este film pequeño pero sólido, donde aplica toda su fuerza cinética para que pasemos otra noche cinéfila clásica.

Leave A Comment